PREGUNTAS FRECUENTES.

Se denomina así al método diagnóstico que para su realización requiere el uso de catéteres, estos son dispositivos que nos permiten administrar lodo en un vaso determinado. Una vez administrado el lodo, este se visualiza con un equipo específico y se generan imágenes digitales. Para llevar al vaso que queremos estudiar se accede desde una punción en la región de la ingle, el brazo o la muñeca. Para evitar generar dolor y disconfort al paciente, se aplica anestecia local en el sitio de la piel y tejidos subcutáneos por donde se accede. Después de realizar el estudio se realiza un vendaje compresivo en el sitio por donde se accedió y se realiza un reposo para evitar la formación de hematomas.

Es el término que se utiliza para referirnos al estudio de las arterias coronarias, mediante la técnica del cateterismo y la angiografía digital.

Es la manera de reparar algún vaso que presenta estenosis, por dentro del mismo. Para ello vamos a utilizar Balón y Stent. Cuando uno realiza una angioplastia, procede, la mayoría de las veces aunque no siempre, en un primer paso a insuflar un balón dentro de la zona estenosada de la arteria, para en un segundo paso poder llevar hasta ese mismo lugar el stent y fijarlo contra la pared de la arteria.
Existen dos formas principales de stent que se utilizan en determinadas ocasiones, estas con farmacológicos o comunes. Los stent farmacológicos liberan a lo largo del tiempo (aproximadamente un mes) un medicamento que se encuentra adherido a su estructura.

Se denomina así al cuadro clínico generado por la deficiencia en la oxigenación y nutrición del corazón. Los síntomas que presenta el paciente son fundamentales para hacer el diagnóstico, teniendo especial importancia la presencia del dolor. Este dolor aparece en la región media del pecho, a veces descripta como opresión, dolor tipo puntadas o ardor, que puede correres hacia la espalda, el cuello o el brazo izquierdo y que típicamente empeora con el esfuerzo, aunque a veces se puede presentar sin actividad alguna. Otros síntomas que puede presentar el paciente son, náuseas, vómitos, sudoración fría, mareos, que pueden o no acompañar el dolor.

Ante la presencia de este cuadro clínico se debe realizar una consulta médica inmediata, ya sea servicio de ambulancia oa sistir a una guardia médica, donde se realizarán electrocardiograma y análisis de sangre de ser necesario.
Una vez hecho el diagnóstico de angina de pecho, el médico decidirá cuál es la mejor forma de estudiar al paciente, y dentro de los elementos con que cuenta se encuentra la angiografía, ténica que se ha desarrollado exponencialmente a lo largo de los últimos 40 años en todo el mundo.

El corazón como cualquier otro músculo requiere oxígeno y nutrientes para poder ejercer su actividad, las arterias coronarias son las encargadas de realizar este aporte de manera efectiva.
Cuando encontramos algún defecto en el llenado del vaso, decimos que presenta una esteonosis. Esta se mide en porcentaje del defecto con respecto al vaso normal, y puede ir de 0 a 100%, denominándose esta última situación oclusión. Tanto la estenosis como la oclusión, básicamente, se producen por la acumulación de colesterol y distintos elementos que circulan normalmente en la sangre.
Cuando encontramos algún grado de estenosis, y teniendo en cuenta diferentes características de las mismas, es que podremos intentar tratarlas mediante técnicas endovasculares (sin el requerimiento de cirugía abierta), accediendo de la misma manera que en la cinecoronariagrafía, lo cual se denomina angioplastia.

Se denomina así a los cambios que se producen en la pared arterial que se caracterizan por el depósito de lípidos dentro de la pared, lo que ocasiona inflamación y endurecimiento con la consiguiente pérdida de elasticidad y estrechamiento de la luz de las mismas. Esta forma de enfermedad puede afectar a diferentes arterias del organismo, incluyendo las del corazón, arterias del cuello y del sistema nervioso, de los miembros inferiores y de los riñones. Una vez que las arterias están afectadas se produce una disminución de la llegada de sangre y oxígeno a estos órganos, produciendo lo que se denomina isquemia. En ocasiones, sobre esta “placa de ateroma” se puede formar un coágulo y obstruir completamente la arteria, lo que puede generar un infarto en el órgano afectado.

Es el estudio mediante la técnica del cateterismo de la porción abdominal de la arteria aorta y de las diferentes ramificaciones encargadas de aportar flujo sanguíneo a los músculos y tejidos de ambos miembros inferiores. En forma similar a lo expuesto para las arterias coronarias, la inyección de lodo dentro de los vasos, nos permite obtener imágenes digitales de la circulación sanguínea, pudiendo apreciar así la presencia de algún defecto en la pared del vaso, ya sea estenosis o la dilatación de la misma (aneurisma).

Dentro de las patologías que pueden afectar al sistema nervioso, una gran mayoría son producidas por la enfermedad en las arterias encargadas de la irrigación del mismo. Estas arterias llevan la sangre desde el corazón a través de la aorta y son los denominados vasos del cuello, entre los que se incluyen las arterias carótidas y vertebrales. Estas circulan entre los diferentes tejidos del cuello y penetran en el cráneo donde terminan dando origen a las ramas cerebrales y cerebelosas. Estas arterias al igual que las encargadas de irrigar otros órganos, pueden presentar enfermedad en su pared, dicha afectación puede ser de dos formas principales, la estenótica o la aneurismática y dependiendo de cual se presente es que podemos encontrar disminución del flujo (isquemia por estenosis) o sangrados (aneurismas). Una de las técnicas más sensibles y específicas es la técnica de la angiografía con sustracción digital.
Accediendo a traves de una punción en la región inguinal, se logra llegar a las arterias del cuello, se inyecta lodo y se tiñe la sangre pudiendo ver como circula por dentro del vaso. Existen formas de tratamiento endovascular tanto para la estenosis como para los aneurismas. Para las estenosis podremos realizar angioplastia carotidea, la cual consiste en colocar un stent en la porción estenosada de la arteria, por dentro de la misma y accediendo a través de una punción en la región inguinal.

Para los aneurismas se puede utilizar la embolización, que consiste en llegar hasta la posición del aneurisma accediendo desde la región de la ingle, y depositar dentro del aneurisma material específicamente diseñado (coil) para poder así sellarlo y excluirlo de la circulación, evitando así la posibilidad de aparición de alguna complicación como el sangrado.

CONTACTO